lunes, 19 de enero de 2009

A Boy Named Sue

Con energía renovada, nuevos bríos, un montón de proyectos que muy pronto tendrán visisbilidad pública, Seis Escritores en 87 Calles, extiende un afectuoso saludo a todos sus lectores y visitantes en el génesis de este 2009.

Para empezar el año con buen ritmo, Sergio Gama, integrante del grupo literario, ha querido compartir con nuestros lectores la letra de la canción “A Boy Named Sue”, de Johnny Cash. La traducción al castellano fue realizada en su totalidad por Sergio.


A Boy Named Sue
De: Johnny Cash

My daddy left home when I was three
And he didn't leave much to ma and me
Just this old guitar and an empty bottle of booze.
Now, I don't blame him cause he run and hid
But the meanest thing that he ever did
Was before he left, he went name me "Sue."

Well, he must o' thought that is quite a joke
And it got a lot of laughs from a' lots of folk,
It seems I had to fight my whole life through.
Some gal would giggle and I'd get red
And some guy'd laugh and I'd bust his head,
I tell ya, life ain't easy for a boy named "Sue."

Well, I grew up quick and I grew up mean,
My fist got hard and my wits got keen,
I'd roam from town to town to hide my shame.
But I made a vow to the moon and stars
That I'd search the honky-tonks and bars
And kill that man who gave me that awful name.

Well, it was Gatlinburg in mid-July
And I just hit town and my throat was dry,
I thought I'd stop and have myself a brew.
At an old saloon on a street of mud,
There at a table, dealing stud,
Sat the dirty, mangy dog that named me "Sue."

Well, I knew that snake was my own sweet dad
From a worn-out picture that my mother'd had,
And I knew that scar on his cheek and his evil eye.
He was big and bent and gray and old,
And I looked at him and my blood ran cold
And I said: "My name is 'Sue!' How do you do?
!Now you’re gonna die!!"

Yeah, that’s what I told’ m.

Well, I hit him hard right between the eyes
And he went down, but to my surprise,
He came up with a knife and cut off a piece of my ear.
But I busted a chair right across his teeth
And we crashed through the wall and into the street
Kicking and a' gouging in the mud and the blood and the beer.

I tell ya, I've fought tougher men
But I really can't remember when,
He kicked like a mule and he bit like a crocodile.
I heard him laughing and I heard him cursing,
He went for his gun and I pulled mine first,
He stood there lookin' at me and I saw him smile.

And he said: "Son, this world is rough
And if a man's gonna make it, he's gotta be tough
And I knew I wouldn't be there to help ya along.
So I give ya that name and I said goodbye
I knew you'd have to get tough with that
And it's the name that helped to make you strong.

"He said: "Now you just fought one hell of a fight
And I know you hate me, and you got the right
To kill me now, and I wouldn't blame you if you do.
But ya ought to thank me, before I die,
For the gravel in ya guts and the spit in ya eye
Cause I'm the son-of-a-bitch that named you "Sue.'"

What could I do?

I got all choked up and I threw down my gun
And I called him my pa, and he called me his son,
And I came away with a different point of view.
And I think about him, now and then,
Every time I try and every time I win,
And if I ever have a son, I think I'm gonna name him…
…Bill or George! Anything but Sue! I still hate that name!!

Un muchacho llamado Sue
De: Johnny Cash

Mi papi se fue de casa cuando yo tenía tres años y no nos dejó mucho, a ma y a mí, tan sólo esta vieja guitarra y una botella vacía de trago. Ahora, no lo culpo porque se haya ido y escondido, pero lo peor que pudo hacer, antes de irse, fue llamarme “Sue”.

Bien, él debió pensar que era una gran broma, y consigue muchas carcajadas de muchos tipos. Y parece que yo tengo pelear toda mi vida; una vieja se sonríe y yo me pongo rojo y un tipo se ríe y yo le rompo la cara. Les digo, la vida no es fácil cuando uno se llama “Sue”.

Bien, yo crecí rápido y me volví ruín, mis puños se hicieron fuertes y yo sagaz, viajando de pueblo en pueblo, ocultando mi vergüenza. Pero una noche, a la luna y las estrellas, les prometí que buscaría, en las cantinas y bares, y mataría al hombre que me puso ese horrible nombre.

Bien, a mediados de Julio, en Gatlinburg, apenas llegué al pueblo, mi garganta se puso seca y pensé en parar y tomarme un trago. En una vieja taberna de una calle llena de barro, en una mesa de apuestas, estaba sentado el sucio y sarnoso perro que me llamó “Sue”.

Bien, yo supe que esa serpiente era mi dulce papá por una vieja foto que mi madre tenía y la cicatriz en su mejilla y sus ojos malvados. Era grande y gibado y canoso y viejo; lo miré, mi sangre se puso fría y le dije: “¡Mi nombre es ‘Sue’! ¡¿Cómo está?! ¡¡¡Ahora va a morir!!!”

Sí, eso fue lo que le dije.

Bien, le di fuerte directo entre los ojos y cayó al suelo, pero para sorpresa mía, se levantó con un cuchillo y me cortó un pedazo de la oreja. Pero luego le rompí una silla en los dientes y, a través de la pared, fuimos a dar a la calle, donde nos pateamos y cortamos en medio del barro, la sangre y la cerveza.

Les digo, había peleado con hombres más rudos, aunque no recuerdo cuando; él pateaba como una mula y mordía como un cocodrilo. Lo oí reír y lo oí maldecir. Fue por su arma, pero yo saqué la mía primero y se detuvo, se quedó mirándome y sonrió.

Y dijo: “Hijo, este mundo es duro y si un hombre va a triunfar, debe ser fuerte y yo sabía que no podría estar ahí para ayudarte. Así que te di ese nombre y me despedí, sabía que tendrías que volverte fuerte con eso; ese nombre fue el que te ayudó a volverte fuerte”.

Él dijo: “Ahora acabas de pelear una maldita gran pelea y sé que me odias, y tienes el derecho de matarme ahora y no te culparía si lo hicieras. Pero antes deberías agradecerme, antes de que muera, por la fuerza de tus entrañas y el ardor de tu mirada, pues yo soy el hijueputa que te llamó ‘Sue’”.

¿Qué podría hacer?

Me quedé sin aliento y bajé mi arma y lo llamé ‘pa’, y él me llamó ‘hijo’, y me fui con un punto de vista diferente. Y pienso en él, de vez en cuando, cada vez que intento algo y cada vez que triunfo, y si llego a tener un hijo, yo pienso que lo llamaré…
… ¡Bill o George! ¡Cualquier nombre que no sea Sue! ¡¡Sigo odiando ese nombre!!

3 comentarios:

Gabriel Umaña Suárez dijo...

Conmovedora historia la que narra Cash en esta canción. Y todo por un nombre incómodo.
Gracias a Sergio por el aporte.
Saludos.

sergio eduardo dijo...

Antes que nada quiero pedir disculpas por los errores de la traducción. Intenté apegarme al tono de la canción y al manejo tan tosco de las palabras, sin embargo hay varias partes donde no me siento del todo satisfecho.

También quiero invitarlos a que se detengan un poco en la obra de Johnny Cash, pues, en medio la tosquedad y visceralidad de sus canciones, se encuentran historias pequeñas y miserables de desafortunados con manías casi infantiles, moribundos bandidos, hombres de nombre horrible o presos lastimeros.

Miriam Jerade dijo...

Bien por la traducción pero por qué no incluyen algún video de you tube, es muy fácil, sólo copian en la entrada del blog el código en el lado derecho que dice embed. Así podemos leer con música. Feliz año a los 6.